A las afueras de la ciudad de Santo Domingo, encontrarás un encantador jardín, con rocas milenarias, cuevas históricas y una espectacular vista al mar.